Hacemos crecer tu negocio de materiales de construcción

Posicionamiento de la marca en materiales de construcción

Posicionamiento de marca en materiales de construcción

Una buena imagen y posicionamiento de marca en materiales de construcción facilita la adopción de nuestros productos y servicios tanto en la fase prescripción como en la posterior transacción en obra.

Es una idea generalizada que un buen posicionamiento de marca solamente está al alcance de grandes corporaciones con presupuestos de marketing elevados. Sin embargo hoy en día alcanzar ese objetivo también está al alcance de pequeñas y medianas empresas a través de una buena comprensión del proceso de generación de marca entre los usuarios de nuestros productos.

La generación de un buen posicionamiento de marca se concreta en la correcta interpretación de las 6 fases que recorren los prescriptores y usuarios de nuestros productos a la hora de decidir que marca utilizar en sus proyectos.

  1. La primera etapa en la construcción del posicionamiento de marca se conoce como notoriedad espontánea.

    Esto es, cuando un potencial cliente piensa en una partida concreta de su proyecto tiene una o dos marcas en su mente (no más). Es probable que si pensamos en marcas de saneamientos de baño o placas de yeso laminado la mayoría de nosotros pensemos en las mismas marcas. Es una situación ideal, muy consolidada, solo al alcance de algunas grandes marcas y también extremadamente difícil de conseguir (tanto en tiempo como en presupuesto invertido).
  2. La segunda fase del posicionamiento de marca pasa por tener una buena notoriedad sugerida.

    En la práctica supone que cuando nuestros clientes potenciales escuchan varias marcas de un gremio en concreto son capaces de identificar la nuestra como potenciales usuarios de la misma.
  3. Superado ese estadio, la mejora del posicionamiento de marca pasa por tener una buena imagen.

    Que una marca sea conocida no siempre significa que lo sea por buenas razones. No en vano, todos conocemos marcas-materiales por ejemplo en el sector de cubiertas que tienen una mala imagen por sus vinculaciones a determinados problemas de salud. Así pues, es necesario que la marca conocida y que ese conocimiento derive en que la imagen asociada a la misma y que se traslada a nuestros clientes potenciales sea realmente positiva.
  4. La cuarta fase del correcto posicionamiento de marca supone la generación de una intención real de compra.

    Si una marca nos genera buena imagen (bien como prescriptor, almacén distribuidor o instalador) el siguiente paso nos debe llevar a tener un interés cierto en interactuar con esa marca. En la existencia de un verdadero deseo de utilizar la misma. No siendo un elemento 100% objetivo es importante encontrar cauces que nos lleven a tener respuestas fiables entre nuestros clientes potenciales acerca de su verdadera intención de compra.
  5. Si aquella es real nuestro posicionamiento de marca pasará por una compra cierta de nuestros productos o servicios.

    Los clientes además de tener una intención real de compra la materializan, realizando una transacción real. Entendemos transacción en un sentido amplio, puede ser la incorporación del producto en el proyecto por parte del prescriptor o la instalación del mismo en la obra por parte de la empresa constructora.
  6. Y por último aquellas firmas que llegan a la situación ideal del posicionamiento de marca consiguen que sus clientes la recomienden.

    La recomendación por parte de los clientes de una marca se produce cuando se superan sus expectativas de manera indudable a lo largo de todo el proceso de compra (desde que contactan con la empresa por primera vez hasta que se atienden las postventas a satisfacción). Llegar a esta fase no es sencillo, ahora bien aquellos que lo consiguen generan unas fortísimas barreras de acceso para sus competidores.
Desde apliqa hemos colaborado con diferentes compañías en la detección de sus principales áreas de mejora en lo que a posicionamiento de marca se refiere. Hemos realizado los correspondientes análisis de mercado y los hemos acompañado de recomendaciones que han ayudado a aminorar-eliminar los obstáculos que los clientes se encuentran a lo largo de este proceso de adopción de la marca.