Evolución de las viviendas en el sector de la construcción

9 enero, 2019

Cómo afecta la evolución del diseño de la vivienda al sector de la construcción

Toda promotora busca diferenciarse del resto de sus competidores y para ello utiliza la funcionalidad o el diseño del proyecto para convertirse líder del mercado. Desarrollar proyectos con un rasgo en común de la compañía es clave para que se les reconozca rápidamente.

Existen 10 claves a la hora de elaborar un nuevo proyecto de promoción, y haremos uso de ellas para explicar de qué manera han afectado al sector de la construcción y cómo combatirlo.

Las viviendas personalizadas son el ahora, antiguamente se construía para satisfacer únicamente una necesidad básica, tener un techo sobre el que cobijarse. Hoy en día va más allá, es un espacio en el que se pasa tiempo en familia, cálido y abierto.

Para ello se busca la amplitud de los espacios, la unión de la cocina con el salón que permite mayor comunicación y uso de diferentes materiales para el suelo de la vivienda que se complementen entre sí. Esto nos lleva a decir que ya vale con crear un producto que funcione sino que además debe ser bonito a la vista.

Es decir, hoy en día es imprescindible conocer tanto las necesidades únicas de nuestros clientes, como todas las posibilidades a las que podemos acceder en el mercado. Es necesario, un estudio previo que nos dé respuesta por un lado a ¿qué es lo que están demandando mis clientes potenciales? Y por otro lado, ¿Cuáles son los materiales que mejor se adaptan tanto a la demanda, como a las características de mi empresa?

Y además, resulta igualmente importante valorar cuales pueden ser los efectos, de cambios en el contexto económico y social, sobre los cuales es favorable consultar a expertos, para así tener el tiempo suficiente para reaccionar a los mismos.

Por ejemplo, de acuerdo con la directiva europea, a partir de 2019 todos los edificios públicos de obra nueva deben ser de consumo prácticamente cero y, un año más tarde, los edificios nuevos de titularidad privada.

En relación a ello, Lluis Comerón presidente del consejo superior de colegios de arquitectura de España, explica que “adaptarse a la nueva directiva europea implicará rehabilitar unas 750.000 viviendas al año en España”, lo cual afecta claramente al tema que estamos tratando en este artículo, y por lo que es importante remarcar la importancia de conocer el mercado en el que nos encontramos, tanto en términos de datos e información del pasado, como de tendencias del futuro sobre las que hablaremos a continuación.

Siguiendo la tendencia de los espacios abiertos, la luminosidad juega un papel muy importante en el diseño de la vivienda. Si nos fijamos en los edificios antiguos, las ventanas son de un tamaño muy reducido. Sin embargo, a medida que nos adentramos en construcciones más modernas, podemos ver como las cristaleras ganan terreno.

No solo sirven para crear estancias más amplias sino que además tienen como objetivo el ahorro de consumo de electricidad al permitir la entrada de luz durante un mayor tiempo posible al día. El aspecto económico juega una gran baza. Averiguar que demandan los clientes resulta tarea sencilla de la mano de expertos en el sector que elaboren estudios sobre el mercado de un producto en concreto.

Llegados a este punto y habiendo hecho una introducción sobre el ahorro de energía, las nuevas viviendas pretender ser lo más eficientes posibles. Previa construcción de la vivienda, se realiza un estudio sobre los materiales a utilizar en su desarrollo con el cometido de que sean lo menos dañinos para el medioambiente que se pueda. De igual manera, a través de la plataforma de Passivehaus, creando viviendas que faciliten el ahorro energético.

Otras de las claves de este progreso en el diseño de la vivienda es el uso de la energía geotérmica como medida para calentar los hogares. Emplea el calor acumulado en el interior de la tierra como fuente de energía, que consiste en introducir un tubo por debajo de la vivienda.

La construcción sobre el terreno es cosa del pasado, de manera que la industrialización nos invade permitiendo adquirir elementos totalmente terminados y listos para su colocación.

Estéticamente ha supuesto un cambio drástico, los ladrillos dejan paso a colores claros, más vivos. Sobre todo, a otros sistemas de fachadas más eficientes. Esta tendencia viene del deseo del cliente, como decíamos en puntos anteriores, la personalización ha afectado al diseño de las viviendas y ahora el cliente demanda que el exterior de la fachada sea tan impresionante como el interior. Una forma de averiguar de qué manera afecta a un producto en especial es a través de un estudio de mercado.

La unión hace la fuerza y en el desarrollo de nuevos proyectos de edificación no podía ser diferente. Las promotoras se alían con estudios de arquitectura para crear proyectos vanguardistas.

La tecnología no puede quedarse fuera de esta lista y por ello la domótica, la iluminación por sensores y los sistemas de climatización deben estar adaptados a los nuevos avances, permitiendo al usuario final una mejora en la calidad de su vida. Estamos preparados para llevar la era digital a la vivienda facilitando tareas cotidianas o aburridas.

No debemos obviar que el diseño en todo su significado es relevante a la hora de decantarse por un proyecto de promoción de viviendas u otro, y aunque no es un factor que sobresalga por encima de los demás, se debe tener en cuenta.

Ya sea en viviendas de lujo o no, el diseño afecta en la medida que un edificio lo hace más atractivo para vivir que otro con las mismas características económicas y situados en el mismo enclave, por lo que, de nuevo, no debemos obviarlo, pero sin darle más importancia de la que tiene.

Etiquetas:

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *